Oxidación UV-TiO2 catalítica

La combinación de luz UV y TiO2 es una herramienta potente a la hora de oxidar contaminantes presentes en pequeñas concentraciones (microcontaminantes) cuando no se produce una deposición del catalizador heterogéneo.

Nuestro proceso de limpieza UV combina la oxidación UV con las propiedades catalíticas del dióxido de titanio. La aplicación de esta tecnología está limitada a los sectores en los que se puede obtener una solución eficaz. Cuando nos enfrentamos a concentraciones elevadas de contaminantes o trabajamos en medios turbulentos, la tecnología UV-TiO2 no proporciona resultados fiables.

El uso de este método se aplica cuando:

- trabajamos con agua muy pura (UPW).

- trabajamos con agua pura.

- eliminamos contaminantes de agua potable (incluso soluciones puntuales).