Pretratamiento

El pretratamiento se utiliza en los casos en los que el sistema existente no conduce a los resultados deseados.

Con él, nos encargamos de:

- eliminación de agentes formadores de complejos (como EDTA, cianuro, ...).

- reducir de forma significativa la carga orgánica del agua (DQO, tensioactivos, agentes químicos, toxicidad, ...).

- aumentar la biodisponibilidad.

Por lo tanto, ajustando el grado de oxidación, somos capaces de hacer que su planta vuelva a funcionar a la perfección después de resolver estos problemas mediante una solución elegante, moderna y económica.

Sistema continuo
Sistema continuo para el pretratamiento

Pretratamiento en funcionamiento continuo

La cinética del proceso de pretratamiento es lenta. No obstante, proporciona mejores resultados cuando se tienen velocidades de flujo o gradientes de concentración elevados. Se realiza un proceso de oxidación continuo, el cual puede mantenerse constante mediante el uso de cascadas de oxidación UV en varios pasos (cada uno de ellos está diseñado para realizar un proceso de oxidación individual). Su sucesión constituye la unidad de procesos y representa un sistema estable y de buenas características al ser la tasa de oxidacón UV bastante elevada y los costes de mantenimiento bajos.

Pretratamiento en sistemas discontinuos.

Tratamiento discontinuo
Sistema UV para sistemas discontinuos

Si el proceso de tratamiento ha de realizarse de forma muy rápida o abarca cantidades muy pequeñas, se recomienda el uso de sistemas discontinuos. Este tipo de operaciones tienen la ventaja de que el rendimiento de cada lote puede ser controlado de forma independiente. Las fluctuaciones en la concentración y en la composición se ajustan individualmente y una variación de las mismas es fácilmente tratable.

¡Confíe en nuestra experiencia a la hora de seleccionar el proceso que mejor se adapta a su caso!